Oraciones Subordinadas Adjetivas

Hemos hablado ya de las subordinadas sustantivas. Estas, por lo general, no suelen dar a los estudiantes muchos problemas. Sin embargo, las oraciones subordinadas adjetivas son un poco más difíciles.

¿Quieres saberlo todo sobre ellas? ¡Sigue leyendo!

Oraciones subordinadas adjetivas

¿Qué son las oraciones subordinadas adjetivas?

Son proposiciones que acompañan a un sustantivo y que dentro del sintagma nominal hacen las funciones que haría un adjetivo. Aunque no siempre. Hay casos en los que la proposición, a pesar de ser adjetiva, está sustantivada, por lo que hará de sustantivo.

Tipos de proposiciones subordinadas adjetivas

Se pueden diferenciar dos criterios para clasificar este tipo de oraciones. En primer lugar, su estructura, y en segundo lugar, su semántica. Según su estructura podemos encontrar 3 tipos, las de relativo, las sustantivadas (que veremos la final en profundidad ya que son algo más complejas) y las de participio.

En cuanto a su semántica, encontraremos las explicativas y las especificativas.

Subordinadas adjetivas de relativo

Están introducidas por un pronombre, un determinante o un adverbio relativo que hacen referencia a un sustantivo el cual se conoce como antecedente. El antecedente es el nombre al que complementa la subordinada, pero también se encuentra dentro de la subordinada sustituido por una de las 3 categorías gramaticales mencionadas previamente.

Por ejemplo, en la oración «Esta mañana he encontrado el anillo que perdí«, sabemos que «que perdí» es la subordinada, ya que se puede sustituir por un adjetivo como perdido. Sin embargo, en la subordinada en si, ese «que» equivale a «el anillo», por lo que hará de Complemento Directo dentro de ella.

Subordinadas adjetivas de participio

Estas están introducidas por un verbo en participio en vez de un pronombre relativo. Cuando los verbos son en forma no personal, tan solo forman oraciones subordinadas si tienen complementos.

Por ejemplo, en la oración «Hay una niña y un anciano sentados en la sala de espera«, si no estuviera el sintagma preposicional «en la sala de espera», tan solo sería un adjetivo actuando como complemento predicativo.

Subordinadas adjetivas explicativas

Tan solo añaden una información complementaria sobre el antecedente y SIEMPRE van entre comas. 

En la oración «Las niñas, que empezaban a hacerse mayores, comieron espaguetis», la subordinada tan solo aclara una información completamente innecesaria para el significado de la palabra. Lo entenderás mejor sabiendo qué son las especificativas.

Subordinadas adjetivas especificativas

Estas delimitan al antecedente dentro de un conjunto al que pertenecen. No aporta información, especifica de qué individuos habla dentro de un conjunto más grande.

Por ejemplo, en la oración anterior, si quitamos las comas, estamos delimitando el grupo de niñas, tan solo hablando de aquellas que empezaban a hacerse mayores.

Funciones de los nexos subordinantes

Al analizar una oración adjetiva, deberás saber las posibles funciones que pueden tener los nexos dentro de esta para que te sea más fácil llevar a cabo esta tarea. Como ya sabrás, podemos encontrar 3 tipos de nexos y cada uno desempeñará diferentes funciones. Estos son:

Pronombres relativos

Como ya sabes, los pronombres sustituyen a sustantivos, por lo que sus funciones serán las de los sustantivos. Podemos encontrar pronombres relativos que hagan las siguientes funciones:

(En cursiva la subordinada y subrayado el relativo)

  • Sujeto: Mi hija, que siempre amó la música, canta mucho. – – – Mi hija siempre amó la música
  • Complemento directo: La canción que has compuesto es maravillosa. – – – Has compuesto la canción.
  • Complemento indirecto: La actriz a quien pediste un autógrafo es amiga mía. – – – Pediste un autógrafo a la actriz.
  • Complemento de régimen: La novela de la cual habláis es apasionante.  – – – Habláis de la novela.
  • Atributo: El ficus, que es el árbol de mi jardín, crece muy bien en Cádiz. – – – El árbol de mi jardín es el ficus.

Adverbios relativos

Los adverbios relativos siempre funcionarán como un complemento circunstancial. Puede ser local, temporal, modal o de cantidad. Aquí tienes un par de ejemplos:

(En cursiva la subordinada y subrayado el relativo)

  • Tengo un jardín donde se alza un árbol. – – – Se alza un árbol en el jardín. Aquí sería complemento circunstancial de lugar.
  • Me gusta la manera como me mira.  – – – Me mira de esta manera. Aquí sería complemento circunstancial de manera.

Determinantes relativos

Como podrás suponer, los determinantes relativos tienen la función de determinante. Podemos encontrar 2 casos:

  • Cuyo (y sus variantes, cuya, cuyos… etc.): Además de sustituir a su antecedente, también acompaña a otro sustantivo al que presenta: «Un árbol cuya copa es muy lúcida.»
  • Cuanto (y sus variantes): Aparece en adjetivas sustantivadas (que veremos ahora), por lo tanto, no tiene antecedente, pero acompaña a un nombre con el que concuerda en género y número. «Bebe cuanta agua quieras.»

Ejemplos de oraciones subordinadas adjetivas

Aquí podrás ver unos cuantos ejemplos de proposiciones adjetivas.

  • Pablo había comprado la pulsera que te gustaba.
  • Recoge el cable de la forma que te dijo el vendedor.
  • He preguntado en el restaurante dónde olvidé el bolso.
  • Le gusta la manera en que canta Ariana Grande.
  • El muro, apuntalado con hierros, está a punto de derrumbarse.
  • Las que pedimos para María no han llegado todavía.
  • Esos hombres viven enmudecidos por el miedo a las represalias.

Oraciones subordinadas adjetivas sustantivadas

He decidido poner las sustantivadas a parte porque son como una mezcla entre las sustantivas y las adjetivas y como tal, no cumplen las mismas características que las adjetivas.

Están introducidas por pronombres relativos pero no tienen ningún antecedente escrito en la oración principal, por lo tanto, en vez de hacer de hacer de adjetivo, hacen de sustantivo.

Van introducidas por los nexos El que (y variantes), lo que, cuanto (y sus variantes) y quien-es.

Las funciones que pueden llevar a cabo son las mismas que los sustantivos: Sujeto, Complemento directo, Complemento indirecto, del nombre, adjetivo y adverbio, y de régimen.

Ejemplos de proposiciones adjetivas sustantivadas

Este tipo de oraciones puede resultar algo confuso, por lo que te irá bien leer unos cuantos ejemplos. Aquí los tienes:

  • Lo que más deseo es que mi padre vuelva a ser el mismo. (Sujeto)
  • Dieron un bocadillo a los que fueron de publico. (Complemento Indirecto)
  • Explícame cuanto sepas sobre la subordinación. (Complemento directo)
  • Mis amigos jamás se enteran de lo que tienen que hacer. (Complemento de régimen verbal).
  • Mi madre no es quien escoge mi ropa. (Predicativo)
  • Toma cuanto dinero necesites. (Complemento directo).
  • Lo que más me gusta de ti es tu sonrisa. (Sujeto)

Además de esta teoría, también podría interesarte: