Oraciones Subordinadas

Uno de los grandes problemas para los estudiantes de secundaria y sobretodo de bachillerato son las oraciones subordinadas. Estas forman gran parte del temario de 2º de bachiller y son muy importantes en los exámenes de Selectividad. Sin embargo, en muchos casos, los profesores no consiguen enseñar a sus alumnos todo lo que necesitan saber sobre ellas.

Por este motivo he decidido crear esta web. Hace poco que pasé por eso y quiero ayudar a todos aquellos compañeros que no acaban de pillarlas, ya sea explicando la teoría, con esquemas o con ejercicios. Bienvenidos a OracionesSubordinadas.online.

Lo primero, ¿qué son las oraciones subordinadas?

En castellano, si clasificamos las oraciones según el número de verbos, podemos encontrar dos tipos. Las oraciones simples, aquellas que solo tienen un verbo conjugado y las compuestas, las cuales están formadas por varias oraciones simples (llamadas proposiciones), es decir, tienen más de un verbo conjugado.

Ejemplos

  • Oración simple: Bebo agua todos los días.
  • Oración compuesta: Bebo agua y como pan todos los días.

Tipos de oraciones compuestas

Si nos fijamos en la dependencia o independencia sintáctica que tienen las proposiciones entre sí, se pueden diferenciar tres tipos de oraciones compuestas:

Coordinadas: Están unidas por un nexo que suele ser una conjunción y son independientes entre sí. Si eliminamos una de las proposiciones, la oración sigue teniendo sentido.

  • En el caso de «Bebo agua y como pan todos los días», si eliminamos la oración «Bebo agua» y eliminamos el nexo, queda «Como pan todos los días», una oración con significado completo.

Yuxtapuestas: Exactamente lo mismo que las oraciones coordinadas pero cambiando el nexo por un signo de puntuación.

  • Se puede decir perfectamente «Bebo agua, como pan todos los días». No tiene demasiado sentido pero se puede decir. Un mejor ejemplo sería «No iré, estoy estudiando».

Subordinadas: Son aquellas que dependen de una oración principal sin la cual, no tendrían ningún sentido ya que desempeñan una función sintáctica dentro de ella.

  • Por ejemplo, en la frase «Tu padre nos dijo que llegaste tarde», la proposición «que llegaste tarde» depende completamente de «Tu padre nos dijo» ya que sin ella no tendría ningún tipo de sentido.

Como seguramente ya hayas notado, este tipo de oraciones son mucho más complejas de analizar y de identificar, ya que cuentan con palabras como ese «que» el cual es un nexo subordinante. No te preocupes porque aquí encontrarás explicaciones sobre cada tipo, sus características y como localizarlas.

Características de las oraciones subordinadas: Funciones y nexos

La estructura de las oraciones subordinadas es muy diferente según el tipo, por lo que solo destacaré las características comunes en todos.

En primer lugar, las oraciones subordinadas se pueden sustituir por una palabra de una categoría gramatical según su tipo. Por ejemplo, las oraciones sustantivas se pueden sustituir por un sustantivo, las adjetivas por un adjetivo, etc.

Por lo tanto, si se pueden sustituir por estas categorías gramaticales, también desempeñarán las funciones que puedan desempeñar las palabras que sustituyen (las podrás ver dentro de cada tipo).

Además, casi siempre van introducidas por un nexo subordinante que suelen ser pronombres, preposiciones o conjunciones. Los más comunes son: «que, como, quien, cuando, donde» aunque también se pueden encontrar las conjunciones «si o aunque» o preposiciones como el «para».

Cómo identificar las oraciones subordinadas es sencillo. Lo haremos por descarte. Si vemos que hay 2 verbos es decir, 2 proposiciones, y si quitamos una de ellas la oración no tiene sentido, la que no tenga sentido por si misma será una oración subordinada.

Ejemplos de oraciones subordinadas

Aquí puedes ver algunos ejemplos de oraciones compuestas donde las oraciones subordinadas están en negrita.

  • Anoche bailé tanto que me duelen muchísimo las piernas. (Oración Subordinada Adverbial, abreviado O. S. Adverbial)
  • Al final, prefirieron el restaurante que les habían recomendado sus compañeros de trabajo. (O. S. Adjetiva)
  • A pesar de la dureza del interrogatorio, el joven insistía en que era inocente. (O. S. Sustantiva)
  • Si necesitas atención médica, debes ir a urgencias. (O. S. Adverbial)
  • El campo de fútbol, lleno de gente apasionada, fue construido por la misma empresa que construyó el Camp Nou. (O. S. Adjetiva)

Tipos de oraciones subordinadas

Podemos encontrar varias clases de oraciones subordinadas según la categoría gramatical de la palabra por la que se pueden sustituir. Existen oraciones sustantivas, adjetivas y adverbiales como has podido ver en los ejemplos anteriores. Los 3 tipos a su vez se pueden sustituir en varios subtipos los cuales encontrarás dentro del artículo de cada oración.

Dentro de cada tipo habrá una explicación donde aprenderás qué son, sus características, los tipos, las funciones y los nexos y verás unos cuantos ejemplos para que sepas cómo son. A su vez, también encontrarás un enlace que te llevará a otro artículo en el que habrán oraciones para analizar y sus soluciones para que puedas practicar.

Cómo analizar oraciones subordinadas: Pasos y trucos

Analizar oraciones subordinadas no es una ciencia exacta ya que hay multitud de oraciones diferentes y cada caso es especial. Sin embargo, si se siguen los pasos que os enseñaré a continuación y con algún que otro truco, no debería ser demasiado complejo.

  • Encuentra los verbos: Debes haber localizado los verbos para poder distinguir la oración principal de la subordinada.
  • Encuentra el nexo: En el nexo es donde comienza la oración subordinada.
  • Separa las oraciones: Para no liarte separa la oración principal de la subordinada.
  • Identifica el tipo de oración: Si es una sustantiva, podrás sustituirla por un «eso» o un «esto». Si es una adjetiva, por cualquier adjetivo, por ejemplo, «guay». Si no has podido sustituirla por ninguna de las 2 anteriores, será una adverbial.
  • Analiza la oración principal como si fuera una oración simple. Será más fácil si al hacerlo sustituyes la subordinada.
  • Busca la función sintáctica de la subordinada dentro de la compuesta.
  • Analiza la subordinada como si fuera una oración simple. Busca su sujeto, su predicado, los complementos… etc.
  • Junta ambos análisis y ya tendrás la oración compuesta analizada.

Para analizar bien las oraciones subordinadas, primero debes saber cómo analizar las oraciones simples. Si sabes hacerlo, es pan comido. Ten en cuenta que dentro del artículo de cada tipo, explico más a fondo cómo analizar cada tipo.

Actividades y ejercicios de oraciones subordinadas para analizar

Además de saber la teoría, es importante coger práctica en analizar oraciones. Para ello, lo mejor es hacer muchos ejercicios para desarrollar la mecánica y de esta manera poder analizarlas rápido y sin ninguna dificultad.

En estos artículos podrás encontrar oraciones para resolver de cada tipo con sus respectivas soluciones para que una vez las hayas analizado puedas tenerlas corregidas. También encontrarás oraciones mezcladas de todos los tipos para aumentar un poco la dificultad de los ejercicios.

Hacer oraciones subordinadas nunca había sido tan fácil

Este sería el resumen de todo lo que debéis saber sobre las oraciones subordinadas. Lo mejor que se puede hacer una vez conoces toda la teoría sobre esta parte de la gramática es hacer tu propio mapa conceptual y esquemas para facilitarle el estudio.

Las oraciones subordinadas son difíciles, es cierto, pero si te esfuerzas conseguirás resolverlas con los ojos cerrados. Sé que si estás en bachillerato puede parecer que debes hacer muchas cosas de muchas asignaturas para la selectividad y que no podrás con todo, pero no te preocupes, lo conseguirás. Lo hemos hecho todos.

Dicho esto, espero que te haya sido de utilidad esta web y mucha suerte en tus estudios.

1 comentario en “Oraciones Subordinadas”

Deja un comentario